Publicado en Uncategorized

Noche e’luna

Origen: Noche e’luna

Anuncios
Publicado en Narración

Noche e’luna

entre el mato y el tala,
en mi vereda, recostado
contra la tela de alambre,
estuvo toda la la noche
un caballo descansando

custodiando
lo que tardó en llegar la luna redonda,
desde el cenit al oeste
hundiéndose en los cerros

antes de clarear, se irguió, resopló,
sacudió crines y cola
y se fue hacia al ramaje bajo de los árboles
y los pastos altos

gracias Pacha
por tus guardianes

5 de agosto 2017

Publicado en Gente

botella al mar

noche de fin de junio, templada y sinviento
rara y amena para ser invierno en las sierras

un microconcierto acústico en el rancho sonoro
rancho porque es de barro
sonoro porque es radio

de teloneros y abriendo,
sembrando la velada
dúo de flautas creciendo

luego 3 músicos tan mediterráneos
nacidos entre córdoba y sanluis
lanzando su “botella al mar”

¿será que finalmente llegará hasta acá,
al piedemonte de las serranías del mundo,
el agua salada de los océanos,
aumentados en calor de tanto árbol arrancado,
topadora hambrienta de espacio vida verdor?

“sobre el tejado” una botella musical lanzada al mar
llega a la “orilla” a las “723” (*)
amanecida
por lo que no es verano

hace 11 meses se reencontraron o descubrieron los músicos de
un cuarteto que por migración reciente del bajista
quedó en trio de flauta teclado y guitarras

38años atrás Sting con su banda inglesa The Police lanzaba …
“mensaje en la botella” un pedido de auxilio a partir de un naufragio…

pero aquí no hay naufragio ni palabra
el mensaje
musica instrumental
composición propia
genero múltiple
de cada uno de sus integrantes

una flauta impecable una guitarra meticulosa un teclado contundente
jerarquizan este espacio comunitario
más imanes de calidad mutua

así como don Atahualpa lanzó
una flecha al aire para que se llene de sol
estos músicos lanzan su botella sonora para crear oleajes

desde sus mapas musicales
climas sonoros para el mar de escuchas

(*) los encomillados responden al nombre titulo de algunos de los temas musicales brindados esa noche del 24 de junio de 2017 x la banda “botella al mar”

Publicado en Uncategorized

Migrantes

Danza de Palabras

Aves y peces migratorios. Viajes aéreos y acuáticos corroborados por los que quedamos en tierra. Un reloj sincrónico desplaza las bandadas en meridianos precisos. Ellas suman km, hilvanan latitudes. Mientras trazan diseños en el éter de las nubes, arriba de las corrientes cálidas, por debajo de las frías, sus vuelos entraman la atmósfera suavemente, le cosen una redesilla alada a nuestro mundo por si se desbanda, desmadra, desarma…
Los cardúmenes hacen lo propio contra corriente o a favor de las aguas por ansia de desove. Precisan de esas rutas térmicas que les marca la temperatura del agua en los mares y precisan que los ríos estén abiertos sin vallas, ni embalses, ni diques, ni trabas, a puro torrente y aguas de vida para sembrar más vida. Si no, no funcionan: sin acceder al peñasco para colocar la futura cría, sin ese ciclo río arriba río abajo se corta su propio…

Ver la entrada original 618 palabras más

Publicado en Uncategorized

Didáctica del paraíso

Danza de Palabras

ingredientes
Luz (en todas sus formas: amor, entrega, risa, johrei, eureka, sol, alegría, placer…)
Alimentos llenos de vitalidad (naturales, libres de tóxicos)
Arte (en los paisajes, los arreglos florales, la música, la poética, en la vida y en
las creaciones humanas)

metodología – pasos
primero en tu corazón, luz nutrición belleza (recibílas entregátelas, ofrecélas desde allí)
luego en tus relaciones familiares, de amistad, laborales, de vecindad: actuá sembrá vínculos luminosos nutritivos artísticos
luego en tu tierra: relación amorosa, estética, de ofrenda y gratitud con el espíritu del lugar que habitás

conjunción – holograma
un triángulo de Luz, alimentos sin toxicidad, Arte
un ámbito de amor fraterno, agricultura orgánica biodinámica natural, belleza

energía vital (Luz y alimento para tu espíritu)
suelos aires aguas semillas Sanos (brillo y nutrientes para tus cuerpos)
arte que brota de la belleza natural (en tu atmósfera ambiente y creaciones)

con vos mismo, en tu hogar, en…

Ver la entrada original 34 palabras más

Publicado en Uncategorized

calandria na morada

Danza de Palabras

ventanal norte,
trapecio de varios vidrios, sostenidos con senderos de herrería curva
un pájaro pintado le da la bienvenida a los visitantes a la música el sol la luna los vientos y las aves

todas las mañanas llega una calandria
revolotea lo picotea va y vuelve
canta aletea lo busca interpela
y ahí sigue estático único visible imperturbable el pájaro de lata

¿sabrá la calandria que él no puede sentirla, que es solo signo metáfora alusión?
¿vivirá atrapado en metal y colores inventados, solo como ilusión,
incapacitado de volar responder
acudir y despegar?

quién entre nosotros
amando desamando o ignorando es:
calandria musical y anhelante
pajarillo de lata sin pasta ni madera ni alma
ventana para mirar a través de ellos
reja para sostener la fragilidad vidriada
transparencia futilidad
noche y día

a veces somos
todos ellos por dentro
mientras por fuera se vé a
una calandria enamorada del pájaro…

Ver la entrada original 2 palabras más

Publicado en Narración

habemos muchos mundos

Último domingo de abril,
final del mes.
La mañana y el mediodía
dorados y crocantes
como un pan horneado.

Ni una nube.
De a ratos un viento arremolinado y persistente vuela las hojas secas
y en pocos minutos… aire quieto sin brisa ni prisa.
Y otra vez sopla y pausa: exhala inhala ¿desde dónde?

La sierra silenciosa y luminosa,
tan verde tan bella.

Saqué palangana y mesa al alero.
Como, contemplo y mateo allí.
Lavo y salpico mientras
las semillas muestran sus brotes nuevos,
los plantines más hojas y estatura,
las flores de otoño su esplendor.

El sol me abraza entera.
Mi radio encendida
habla modula musica jaazzzz.

El cielo me observa.
Pasto hierbas mullidos
me mantienen erguida gozosa
agradecida.

Mis mascotas saben de mi dicha.
La consienten, echadas en el suelo vivo,
tierra ramitas guijarros piedras
y césped, a pura cola batiente.

Este mirarme en el mundo a través del paisaje que habito.

Habemos muchos mundos dentro de este mundo.

¿Cuál es el tuyo?

Publicado en Uncategorized

Ushhh ‘

Danza de Palabras

Ushhh genocidios, congelan el tiempo, nos dejan atónitos, heridos, indignados.
Aunque en el inconsciente colectivo del planeta los ubiquemos en algún lugar del pasado lejano, si no son juzgados ni enmendados ni reparados, se multiplican y continúan en otros presentes.

Mientras se nieguen  oculten  borren o ignoren, siguen doliendo en sus descendientes y en el espacio territorio donde se perpetraron.
En cuanto se reconozcan, reparen con justicia, trasciendan la impunidad de las décadas o siglos, podremos sanar nuestra identidad local, familiar y global.
De lo contrario, jirones de nuestra historia, magullones de nuestra libertad, blasfemias en la carne de nuestros ancestros -vivas en nuestro adn-, ultrajes a nuestra esencia espiritual vital, borramientos de la cultura que nos gestó, seguirán enfermando el tejido social y la vida que nos rodea.

Todos los genocidios se parecen.
*la población de americaoriginaria diezmada en 2 décadas a mediados del siglo XVI (60 millones de…

Ver la entrada original 374 palabras más

Publicado en DdP_Textos, Narración, Textos

Jardín de hotel

El sol se cuela entre las nubes
haciendo estallar en luz
el pasto brillante del aguacero de la noche anterior.

Cielo nuboso nubante nubero.
Y los pinos absurdos
en su estatura fina delgada y antigua,
inyectados en el paisaje del espinal, pa’ adornar:
no son de acá, son de una época un estilo, otro continente.

Una pareja rondando los 70
plácidos divertidos
alegres en sí mismos
compartiendo horizonte serrano
y la espera a la entrada al comedor.

Niños que corren gritan se agitan tropiezan:
entusiasmo de potrillo cachorro
queriéndose comer todo el espacio y el cielo.

La abuela caminante
oliendo jazmines y rosales
y cuanta flor le ofrezca
este jardín de hotel.

Más pasajeros, ávidos de naturaleza y vida
regresan al confort tecno térmico mullido
hiperconectado.
La televisión y los celulares nada cuentan de este lugar.

El paisaje sigue quieto,
al viento no se lo siente.
Lo invoqué y ahí vino,
desdibujando el contorno nítido de las plantas,
su estética.

Aquello que pienses se manifiesta.
Aquello que sientas se desparrama.
Aquello que actúes modifica tu entorno.
Aquello que ames,
pensalo sentilo actualo.
Reverbera. Vibra. Transmite.

Publicado en DdP_Textos, Gente, Narración, Textos

aromo en flor

En el centro de la cuadra, desparramado en ramas leñosas, achaparrado, bajo y ancho, un aromito (*), todo encendido de soles diminutos.

Toqué sus flores radiantes: tienen la textura de los plumones pequeños de los pájaros, plumas nuevas, murmullo suave en mis dedos, entintándome de color dorado.

Rodeando, cercando, protegiendo a estos pompones delicados de rayos multivergentes, el árbol presenta espinas agudas, en ramilletes de grosores diversos.
Tanto me pinché y raspé de entrada, que tuve que ser más delicada, lentificar la cosecha en un tiempo de observación y tarea minuciosa. Si me apuraba me lastimaba: cualquier aceleración implicaba herirme abrirme la piel rayarla arañarla rasguños ardientes…     Si iba pausado, pidiendo permiso, agradeciendo la entrega, piropeando su tesoro, el árbol tenía cada vez más flores.

En su esplendor me invitaba y avisaba, “cosechame de a poco, bebeme lento, llenate de mí sin atropellos, observando, deleitándote, eligiendo por dónde tomarme”

Llené un tarro para las tisanas de un vecino. Imagino el impacto de esta suavidad mullida dentro del vientre de quien las beba en infusión dorada y reparadora.

Una caricia de ángel arbóreo por dentro del estómago bilis intestinos mucosas tejidos sangre y aliento, humor y huesos, sinapsis y sueños…Por allí viajará su tersura, sus efectos medicinales, sus dulzores de cobre plumoso.

Desparramado en ramas leñosas, achaparrado, bajo y ancho, el aromito te dice: ”aquí estoy, tomame de a poco, bebeme lento, llénate de mí sin atropellos, observando, deleitándote, eligiendo por dónde cosecharme”

Lección de aromito para actuar nuestra vida, para disfrutar nuestros encuentros, para amar sin herirnos.

Ralentá la cosecha, saboreála. Si te apurás, te enredás, te lastimás.

Encendé un fuego, calentá agua con las flores dentro. Cuando todo el líquido se iluminó, tomalo de a sorbos, sentí su efecto dentro tuyo. Deliciosa ingestión, reconfortante digestión.

Pidiendo permiso al alma de los sitios y los seres, escuchándola, agradeciendo la entrega, piropeando su presencia, tanto tu árbol tu río tu monte tu paisaje tu amante tu hijo como tu amigo, tendrán cada vez más flores, frutos y semillas. Plumas nuevas, vuelos para tus cielos.

Tomarnos de a poco, bebernos lento, llenarnos del otro sin atropellos, deleitándonos, eligiendo por dónde acercarnos.

Un aromito, un compañero, un mundo, un tiempo, todo encendido de soles diminutos.

 

(*) a este árbol serrano se lo conoce también como aromo por su fragancia y sabor o como espinillo negro por la cantidad de espinas de todos los grosores y la vaina negra de su fruto